Los trabajadores en la Industria 4.0

Industria 4.0

El impacto de Industria 4.0 en la fuerza laboral.

En el último Foro de Davos,realizado en enero de 2017, Accenture Strategy presentó el  informe titulado “Harnessing revolution: Creating the future workforce”, referido a la Industria 4.0 .

Este informe analiza el reto de la Transformación Digital, (o Industria 4.0, o Cuarta Revolución Industrial), y su impacto en los trabajadores, en la fuerza laboral.

Y si bien este informe está basado en encuestas realizadas en USA, Alemania e Inglaterra, sus conclusiones, salvo una cuestión de tiempo, serán aplicables también en esta región.

El informe…

Sin reparos, su informe comienza con una frase de alto impacto, dice:

La Cuarta Revolución Industrial creará ganadores y perdedores, afectando tanto a empresas como a las personas empleadas.” Concepto que ya expresamos en este blog antes de este informe.

Luego dice que en esta Revolución se está usando la última tecnología, la cual es poco o nada conocida, y menos usada, por gran parte de los trabajadores actuales.

Y que “esta Revolución está creando un desequilibrio en la fuerza laboral”, y que “los nuevos puestos creados son muy diferentes de los actuales”. Por ésto los trabajadores “requerirán estar dotados de nuevas competencias, familiarizados con que el aprendizaje es la nueva forma de vida, y ser ‘digitalmente’ curiosos”.

Informa que en las zonas encuestadas, “un 86% de los trabajadores piensan seriamente dedicar parte de su tiempo libre a aprender nuevas disciplinas y a desarrollar nuevas competencias”, y que “un 42% de trabajadores ya lo está haciendo por su cuenta

Más adelante expresa que “Los líderes deberán aprovechar todas las ventajas a su disposición, en especial una que corre el riesgo de ser pasada por alto mientras las empresas se centran en la inversión tecnológica: asegurar que las personas estén capacitadas y sean adaptables para enfrentar el desafío de esta nueva revolución”.

Y para esto, los líderes y directivos, no sólo el depto. de RRHH, deberán plantearse y buscar respuesta a preguntas como:

  • “¿cómo atraer y desarrollar el nuevo talento que necesitamos?
  • ¿cómo escalar y acelerar el ritmo de cambio?
  • ¿cómo asegurar que los actuales equipos sigan el cambio y no se queden rezagados?
  • ¿cómo asegurar que la inversión en capacitación esté enfocada en los temas correctos?

Frente a esta cuestión agrega una visión positiva, expresando “Por suerte, en los albores de la Cuarta Revolución Industrial, los líderes tienen una ventaja.

Gracias a los conocimientos de la Tercera Revolución Industrial actualmente en marcha, son muy conscientes de la naturaleza disruptiva de la tecnología. Y están experimentando la escala sin precedentes y la velocidad de la transformación en tiempo real.

Debido a esta conciencia, y el aumento en el conocimiento y la información disponibles para ellos, los líderes pueden trabajar de manera proactiva para abordar la compleja ecuación que están enfrentando.

Puede que nunca haya habido una mejor oportunidad para salir adelante de esta cuestión.

Y nunca un mayor riesgo de inacción”.

Los líderes del siglo XXI también necesitan dotarse de nuevas competencias, como son “la habilidad de gestionar de forma horizontal, en lugar de jerárquica; la capacidad de demostrar curiosidad intelectual; y la voluntad de ir más allá de la gestión corporativa tradicional, inspirando nuevas formas de pensar e incentivando la creatividad entre el conjunto de la organización”.

Varias generaciones entrelazadas en el cambio

En medio de esta Transformación Digital, también se dará un cambio generacional muy fuerte, ya que en el mediano plazo ( 5 a 10 años) los millenials serán mayoría. Frente a esto, en el informe se propone que los trabajadores senior acompañen a los juniors, de modo que “los empleados más sabios o los jubilados recientemente acompañen al nuevo talento“. Esta combinación es una práctica en auge y un 8% de las empresas consultadas cuentan ya con programas de esta naturaleza.

Sobre las estructuras dice: “…las estructuras de trabajo rígidas y formales no soportan las demandas de agilidad y rapidez que exige la innovación digital”, y que en busca de esta flexibilidad un gran porcentaje de trabajos serán del tipo free lance, indicando que “…un 44% de los ejecutivos incluirá para 2018 contratistas independientes o posiciones temporales en su fuerza laboral”.

 

Lo que no dice el informe…

La característica de esta Transformación Digital es precisamente la proliferación de servicios inteligentes y altísima automatización. A modo de cronograma, el informe indica que el impacto sobre los empleos se prolongará hasta por lo menos 2035.

En nuestra región este lapso, tal vez y con suerte, se prolongue unos pocos años más.

En ese lapso se redefinirá el trabajo en muchas de las formas expresadas más arriba, pero hay algo que no dice el informe, y es, ¿qué pasará con los trabajadores que queden fuera del sistema por efecto de ser reemplazados por máquinas, y los que por algún motivo no puedan sumarse plenamente al cambio?

.

Si te interesa, podés descargar el informe completo desde aquí.

 

Si querés conocer como podés preparar tu empresa para estos cambios por venir, estamos a tu disposición para asesorarte, ayudarte y acompañarte en este proceso.

 

Autor: Eugenio O. Bolletti